Saltear al contenido principal

Día del Cordero: Alimento sabroso, saludable y con nuevos cortes

El consumidor ha posicionado la carne de cordero como un producto natural y sabroso. Y además natural que forma parte de una alimentación saludable. ¿Qué quiere decir saludable?

  • Variada: que incluya alimentos de todos los grupos y en las cantidades adecuadas. Cada uno de los alimentos puede presentar un déficit de nutrientes que se compensa con los otros grupos.
  • Equilibrada: que llegue a un equilibrio entre la ingesta calórica y el consumo energético, respetando la proporción adecuada de cada uno de los macronutrientes (proteínas 10-15%, lípidos <30-35% y el resto hidratos de carbono).
  • Moderada: que exista control de ciertos componentes para los casos en los que su ingesta excesiva pueda influir en el desarrollo de patologías crónico-degenerativas (azúcares refinados, grasas saturadas, colesterol y sal).

 

VALOR NUTRICIONAL DE LA CARNE DE CORDERO

La carne es un elemento esencial en la dieta, ya que proporciona a nuestro organismo gran cantidad de nutrientes:

  • Agua: entre un 60-80% de su peso.
  • Proteínas: posee entre el 20-25% de proteína de alto valor biológico ya que alrededor de un 40% de sus aminoácidos son esenciales, es decir, que el organismo no puede sintetizarlos y por ello deben ser aportados por la dieta.
  • Vitaminas: Destaca el contenido de vitaminas del grupo B, tales como la B1 (tiamina), B2 (rivoflavina), B3 (niacina), B6 y B12, que promueven el correcto funcionamiento del sistema nervioso, además de vitamina A, en forma de retinol.
  • Minerales: Esta carne es una excelente fuente natural de hierro y zinc de elevada biodisponibilidad, además del aporte de cobre, fósforo o selenio.
    Aproximadamente entre el 30 y un 60% del hierro de la carne es de alta biodisponibilidad (hierro hemo), sin embargo, el hierro que obtenemos de los vegetales (lentejas, espinacas…) es principalmente no hemo, que es de menor biodisponibilidad.
    El cordero presenta además un importante contenido en sodio, en especial, las chuletas de palo.
  • Grasas: la carne de cordero contiene un porcentaje medio de grasas que va desde un 12 a un 25% de su composición.

#DíadelCorderoAnafric