Saltear al contenido principal

El gasto en carnes y productos cárnicos en hogares crece un 13% en 2020, el primer año de la pandemia por la covid-19. El ovino creció un 8%

El consumo de carne fresca ha crecido en un 12,9% y se situó en 1,67 millones de t, compuesto mayoritariamente por la carne de pollo (630.993 t) y la de cerdo con 505.204 t. Fue precisamente esta última la que más creció en todo 2020, un 13,7% frente a subidas del 10,6% en el pollo y el vacuno (247.568 t) o del 7,7% en el ovino (66.214 t).

En cuanto a los canales de venta, pese a ser el menos significativo en cuanto a la cantidad total comercializada, el canal on line ha sido el que más creció en 2020, con un 82,9% en cantidad (32.642 t) y una subida de casi el 100% en valor hasta los 243 millones de euros. El precio medio de venta por este canal también ha sido de los que más subió en 2020.

Las ventas a través de carnicería/charcutería, al ser los comercios más próximos durante los momentos de confinamiento vividos, subieron un 14,6% superando las 407.000 t, y las de supermercados un 8% hasta los 1,12 millones de t. Para el canal hipermercado el crecimiento registrado fue del 7,3% con 240.841.