Saltear al contenido principal
El Parlamento Europeo Deja Que Cada Estado Regule Sobre Las Denominaciones Cárnicas A Productos Que No Lo Son

El Parlamento Europeo deja que cada estado regule sobre las denominaciones cárnicas a productos que no lo son

El Parlamento Europeo ha rechazado prohibir que los productos vegetales puedan tener las mismas denominaciones que los cárnicos, como hamburguesas. Pero los estados miembros pueden regular esta cuestión a nivel nacional. Para la Unión Europea de Industrias Ganaderas y Cárnicas (UECBV), aunque hubiera  estado mejor “la protección armonizada de la UE prevista para las denominaciones cárnicas”, sin embargo, ve positiva la decisión de que se regule  a nivel nacional.

 

Desde Anafric os queremos comentar que el Parlamento Europeo no ha movido ficha y todo queda igual que antes. Por lo tanto, algunos medios de comunicación tendrán que rectificar algunos titulares. El Parlamento, en lo único que se ha posicionado es en que aquellos productos que no son de origen lácteo, no se les puede llamar leche:

 

  • Todas las modificaciones sobre productos cárnicos y veganos han sido rechazadas: tanto la propuesta 164 sobre la carne (284 a favor, 379 en contra y 27 abstenciones), y las propuestas de modificación en favor de productos veganos (110 a favor, 524 en contra y 58 abstenciones).

Esto significa que el Parlamento prefiere no posicionarse sobre este tema y mantener el Satus quo. Las decisiones se mantienen a nivel nacional y en España tenemos el Real Decreto de Derivados de la carne 474/2014, que regula DEFINITIVAMENTE las denominaciones cárnicas y que apela a que, entre otros productos, las hamburguesas son se llamen hamburguesas si están elaboradas de CARNE.  Tenéis aquí el Real Decreto para su consulta.

 

 

Por ello, la UECBV cree necesario buscar un reconocimiento justo de las denominaciones cárnicas a nivel nacional. “Para el sector ganadero europeo, esto no es una lucha contra, sino un llamada al reconocimiento y respeto legítimos por sus productos y el trabajo de millones de agricultores y trabajadores del sector ganadero y cárnico europeos, que mantienen vivas las zonas rurales al tiempo que proporcionan productos cárnicos de calidad”, asegura la UECBV.