Saltear al contenido principal

El sistema ganadero – cárnico es parte de la solución para frenar el cambio climático

Una alimentación adecuada es esencial para la salud, bienestar y desarrollo de las personas. Por tanto, todos tenemos derecho a una alimentación variada, segura, que aporte los nutrientes necesarios para llevar una vida sana y activa, y que satisfaga nuestras preferencias culturales.  Un sistema alimentario está formado por todos los elementos (medio ambiente, población, recursos, procesos, instituciones e infraestructuras) y actividades relacionadas con la producción, procesamiento, distribución, preparación y consumo de alimentos, así como los resultados de estas actividades en la nutrición y el estado de salud, el crecimiento socioeconómico, la equidad y la sostenibilidad ambiental.

Un sistema alimentario sostenible es aquel que garantiza la seguridad alimentaria y la nutrición para todos, de forma que no comprometan las bases económicas, sociales y ambientales para las futuras generaciones. Y el sistema ganadero – cárnico, la garantiza.

El sistema ganadero – cárnico forma parte de los sistemas alimentarios. La sostenibilidad nos diferencia porque trabajamos en fórmulas que contribuyan al respecto al planeta desde una óptica económica, política y social responsable. Por lo tanto, el sistema ganadero – cárnico es parte de la solución.

La Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU, del 23 de septiembre, sienta las bases para la transformación de los sistemas alimentarios mundiales. La Cumbre sobre Sistemas Alimentarios trazará un camino en el que los buenos alimentos sean asequibles y accesibles y se produzcan de forma que se proteja el planeta.