skip to Main Content

Artículo en Revista Cárnica sobre los cambios que se avecinan en el sector cárnico impuestos por la UE y cómo lo deben asumir las empresas

La Revista Cárnica ha realizado un artículo que resume los cambios que impondrá la UE a la industria cárnica. Entre los principales, cabe destacar algunos objetivos que hay que cumplir: Reducción del uso de fertilizantes en un 50%;  reducción del uso de antibióticos en un 50%, reducción de plaguicidas en un 20%, incremento de las normas de bienestar ani­mal, reducción de emisiones de efecto inverna­dero, desaparición de los combustibles fó­siles (2050) y potenciación progresiva de las renovables, etiquetado frontal (Nutriscore o equiva­lente), etiquetado de huella ambiental de los alimentos, reformulación obligatoria (sal, grasas y azúcares), minimización de los residuos de envases, prohibiciones e impuesto al plástico. restricciones a la publicidad de los alimen­tos ‘altos en’, recomendaciones de límites al consumo de carnes o reducción obligatoria del desperdicio ali­mentario.

Todo, absolutamente todo, tiene que responder a la etiqueta medioambiental y responder a los objetivos establecidos en la estrategia De la Granja a la Mesa, el órgano de ejecución de la política del Pacto Verde Europeo. Ambas políticas “se desarrollan en paralelo y sin per­der en ningún momento de vista su objetivo común: la descarbonización de nuestra eco­nomía. Es decir, reconducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta neutrali­zarlas”. Los gestores cárnicos, apuntan desde Revista Cárnica, deben ir­se a costumbrando al nuevo concepto y, so­bre todo, deben prepararse para anticipar­se a sus efectos.

 

Podéis leer el artículo completo en este enlace.