Saltear al contenido principal
Impacto Del Covid-19 En El Comercio Especializado De Carne En Europa

Impacto del Covid-19 en el comercio especializado de carne en Europa

Cuando se cumplen en España y en el resto de Europa varias semanas de confinamiento y de parón en algunos de los sectores productivos, los establecimientos especializados de carnicería, charcutería, pollería y casquería siguen abiertos en toda Europa, para abastecer a los consumidores con productos básicos de su dieta.

Así lo ha confirmado la Confederación Internacional que representa a los profesionales que trabajan en estos comercios (CIBC), a través de un informe de la situación del sector durante la crisis del Covid-19.

En todos los países europeos se han extremado las medidas de seguridad tanto para trabajadores como para clientes, respetándose las distancias de seguridad, poniendo límites al aforo en los establecimientos o modificando los horarios de apertura al público.

En España incluso, las entidades financieras, para favorecen el pago, han ampliado el límite de compra con tarjeta sin código de seguridad, de 20€ a 50€ para evitar tener que tocar los tpv. Al mismo tiempo, algunas federaciones europeas, al igual que en España, consideran indispensable que los trabajadores de empresas especializadas que estén cara al público cuenten con equipos de protección, y así lo han demandado a las autoridades competentes.

Diferente apoyo en los medios de comunicación

Uno de los aspectos que todos nuestros colegas sin excepción ponen de manifiesto es el dispar el apoyo que desde los medios de comunicación y las autoridades se está dando a los comercios tradicionales de alimentación frente a otros formatos de distribución.

En Alemania, por ejemplo, se pone en valor el comercio detallista y se aboga por mantener una cadena de alimentos de proximidad. Sin embargo, en países como Francia o Austria, los medios de comunicación obvian al comercio especializado frente a la gran distribución. Tal es el caso, que en el país franco se han cerrado los mercados tradicionales.

En Alemania, por ejemplo, se pone en valor el comercio detallista y se aboga por mantener una cadena de alimentos de proximidad. Sin embargo, en países como Francia o Austria, los medios de comunicación obvian al comercio especializado frente a la gran distribución.

Fuente: Lonja Agropecuaria de Binéfar.