Saltear al contenido principal

La subida de la luz puede poner en riesgo la recuperación económica en el sector cárnico

Anafric alerta al Gobierno de Pedro Sánchez de que las consecutivas subidas de la factura de la luz pueden comportar dificultades en sector cárnico, especialmente a las empresas que almacenan las carnes en grandes cámaras frigoríficas. «El sector ha puesto el grito en el cielo. Desde abril hasta julio el consumo eléctrico del sector se ha mantenido estable, mientras que factura se ha incrementado el doble. No es concebible esta situación, que puede dar al traste con la recuperación económica que prevé el gobierno, las patronales y las instituciones europeas», apunta José Friguls, presidente de Anafric. 

Anafric considera que, ante la incidencia de los precios de los productos energéticos «que se ha trasladado al incremento del IPC volviendo a tasas de hace 10 años», es necesario adoptar medidas para reducir su impacto en la sociedad, y especialmente, en el sector cárnico, «muy dependiente del consumo eléctrico para mantener un producto de excelente calidad».  «Si vamos a ir acumulando récords del precio de la energía en los próximos meses, corremos el riesgo de no alcanzar la recuperación económica», puntualiza Friguls.

 

Situación dramática

Los precios alcistas de las energías, según los mercados de futuros —donde se negocian operaciones — van a continuar, al menos durante el primer trimestre de 2022. La coyuntura actual de precios al alza comenzó en la pasada primavera. El Gobierno aprobó una bajada temporal del IVA en la factura de la luz, pasando del 21 al 10%, «una solución que no se nota en las empresas frigoríficas», apunta el presidente de Anafric.

«La subida de la luz es un punto más de preocupación para hacer frente a la salida de la crisis. El incremento de los gastos pone a muchas de las empresas del sector de la industria cárnica, que atraviesan una situación dramática, al borde de la ruina”.