Saltear al contenido principal

Interporc ha estado presente en Porcinnova destacando que el sector está integrado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU

“Existe una demanda creciente y el sector porcino español está capacitado para abastecerla, y hacerlo bien. Respondemos a los niveles de exigencia que nos demandan internacionalmente: calidad y seguridad alimentaria, bienestar animal y protección del medio ambiente”, ha subrayado Alberto Herranz, director de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca español (INTERPORC).

Herranz ha recordado que el sector trabaja bajo el modelo de producción más exigente del mundo y “eso es lo que nos permite estar presentes en más de un centenar de países donde admiran nuestro trabajo”. En este sentido, ha expuesto que INTERPORC desarrolla un ambicioso Plan de Internacionalización para ayudar a las empresas españolas a llevar la carne y los elaborados del porcino.

La fortaleza del sector porcino español radica, según su director, en su “potente y estructura productiva con decenas de miles de granjas, industrias, empresas y cooperativas; en su alta capacidad de generación y mantenimiento de empleo estable, más de 427.200 trabajadores representando el 12,5% de todo el empleo directo agroalimentario de España; y en su importante contribución a las arcas públicas con más de 2.100 millones de euros anuales”.

Se trata de un sector clave en el desarrollo de las zonas rurales, “donde cuenta con una alta experiencia y especialización en la generación de actividad y empleo y donde está altamente capacitado para generar nueva actividad económica y empresarial y nuevo empleo”.