Saltear al contenido principal

La alimentación del ganado vacuno con algas puede reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta un 82%

Un poco de algas en la alimentación del ganado vacuno podría reducir las emisiones de metano hasta en un 82%, según nuevos hallazgos de investigadores de la Universidad de California en Davis. Los resultados, publicados en la revista PLOS ONE, podrían allanar el camino para la producción sostenible de ganado.

En el transcurso de cinco meses el verano pasado, Kebreab y Roque agregaron escasas cantidades de algas marinas a la dieta de 21 bovinos de carne y rastrearon su aumento de peso y emisiones de metano. El ganado que consumió dosis de aproximadamente 80 gramos de algas marinas ganó tanto peso como sus compañeros de manada mientras emitían un 82% menos de metano a la atmósfera. Kebreab y Roque se basan en su trabajo anterior con ganado lechero, que fue el primer experimento del mundo que se informó que utilizó algas marinas en el ganado.

Más información en Eurocarne.com