Saltear al contenido principal

La Comisión lanza una consulta para revisar la política de promoción de los productos agroalimentarios

La Comisión Europea lanzó el pasado 31 de marzo una consulta pública , cuyo objetivo es recabar opiniones sobre diferentes opciones políticas, diseñadas para garantizar que la futura política de promoción agroalimentaria de la UE respaldará la transición hacia sistemas alimentarios más sostenibles y empujará a los consumidores a una dieta equilibrada, a la vez que fortalece a nivel global la competitividad de agricultores y empresas del sector.  La consulta está abierta durante 12 semanas, del 31 de marzo al 23 de junio de 2021.

 

¿Quiénes pueden responder a la consulta?

Todos los ciudadanos y organizaciones pueden contribuir a esta consulta. La Comisión Europea solicita contribuciones de organizaciones que representan al sector agrícola, organizaciones de productores; organizaciones del sector de procesamiento de alimentos; organizaciones de consumidores; organizaciones del sector de la promoción comercial, federaciones europeas, organizaciones nacionales, cámaras de comercio y empresas privadas; organizaciones del sector minorista; autoridades públicas y responsables políticos que se ocupan de la promoción agroalimentaria, el medio ambiente, la salud pública y las organizaciones de bienestar animal, países no pertenecientes a la UE; think tanks, institutos de investigación y universidades; individuos y muchos otros.

¿Por qué la Comisión Europea consulta?

Las campañas de promoción sobre productos agrícolas de la UE están diseñadas para abrir nuevas oportunidades de mercado para los agricultores de la UE y la industria alimentaria en general, además de ayudarles a desarrollar sus negocios existentes. Esta consulta buscará opiniones sobre cómo la política de promoción puede mejorar su contribución a la promoción de una producción y un consumo más sostenibles, y dietas más equilibradas en línea con las estrategias de la Comisión Europea de la granja a la mesa y la biodiversidad.

Los cambios propuestos en la política de promoción agroalimentaria de la UE, con los que la Comisión Europea pretende marcar la dirección a los consumidores hacia determinados alimentos, en perjuicio de otros, ya han sido objeto de críticas por parte de algunos sectores productivos, como los de la producción/transformación de algunas carnes  y lácteos, o los de la industria y comercialización de bebidas alcohólicas, incluido el vino, entre otros.