Saltear al contenido principal
La Reducción Del Consumo De Carne Roja No Es La Solución A Los Gases De Efecto Invernadero

La reducción del consumo de carne roja no es la solución a los gases de efecto invernadero

The Oxford Farming Conference, que se ha celebrado del 7 al 9 de enero, es la cita más importante del Reino Unido sobre productos agrícolas y ganado. Allí se hablará de veganismo y de flexitarismo. Una de las ponentes, Alice Stanton, profesora de farmacología cardiovascular en el Royal College of Surgeons en Irlanda, ha afirmado en una de sus intervenciones que frutas y verduras habían visto disminuir sus nutrientes para poder satisfacer a la demanda. 

“No estoy en contra del vegetarianismo o el veganismo”, afirma Stanton, “la reducción  en el consumo de carne roja no es la solución a los gases de efecto invernadero”.  Comer carne roja con moderación, “dos o cuatro veces por semana”, es “protector contra ataques cardíacos, derrames cerebrales y cáncer”, mientras que los nutrientes en la carne roja son vitales para los niños en los primeros tres años de vida.

En este sentido, Will Jackson, del organismo de la industria ganadera AHDB, ha añadido que “el mensaje clave es el equilibrio. Los diferentes grupos de alimentos funcionan mejor cuando se consumen juntos con moderación como parte de un enfoque de “plato equilibrado”.

Para más información, clicad el artículo de The Guardian

Presentación The Oxford Farming Conference.