Saltear al contenido principal

Las empresas alimentarias ofrecen sus servicios médicos para colaborar en la vacunación y Australia prioriza a los trabajadores cárnicos

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) se ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias para colaborar y acelerar el proceso de vacunación contra la covid-19 en cuanto haya suficientes dosis disponibles.

La industria alimentaria cuenta con personal sanitario, propio y/o subcontratado que puede contribuir al incremento del porcentaje de población inmunizada, descargando a los servicios públicos de salud de estas tareas, permitiendo que se centren en otros colectivos.

Por otra parte, desde Anafric recogemos la iniciativa de Australia, cuyo gobierno ha incluido a la industria procesadora de carne como grupo PRIORITARIO de vacunación frenta a la covid-19, después de colectivo sanitario. Para Australia, “los operarios cárnicos son trabajadores críticos y de alto riesgo, y por ello se les ha ubicado en el mismo grupo que al personal de defensa, policía, bomberos y servicios de emergencia”.

De hecho, la Revista Cárnica está recogiendo en una encuesta el sentir general de los usuarios online. Todavía se puede seguir participando pero los datos de la encuesta son bastante claros: