Saltear al contenido principal
Los Agentes Comerciales Del País Vasco Están Realizando Un Gran Esfuerzo En La Comercialización Y En La Recogida Del Cordero ‘latxo’

Los agentes comerciales del País Vasco están realizando un gran esfuerzo en la comercialización y en la recogida del cordero ‘latxo’

La crisis provocada por el covid-19 ha venido a poner más palos en la rueda a un sector que, como el ovino o el caprino, tiene su demanda más importante en unas determinadas época del año. Pero si a la crisis por los precios bajos del cordero se le une la gestión poco acertada de quien tiene que coordinar y gobernar para todos, la sensación de incertidumbre se multiplica. Esto es lo que ha pasado esta semana pasada en el País Vasco.

En una nota de prensa emitida por la institución pública se apelaba a una “colaboración” con el sector ganadero para garantizar “la rentabilidad de las explotaciones”.

Pero ¿a qué se llamaba “colaboración”, exactamente?

Para un profano en la materia, y leyendo en diagonal, se podía deducir que esta “colaboración” era una buena noticia. ¿Por qué?

  • Primero, porque el Gobierno Vasco firma un convenio con Harakai Coop., por el que se garantiza tanto la adquisición de los animales como el mantenimiento de los precios: 6€ /kg para el cordero euskolabel. En total se preveía la recogida de 27.000 corderos.
  • Segundo, porque EROSKI comercializaría los corderos trasladando el producto final al consumidor.
  • Tercero, los ganaderos tienen la venta y la recogida asegurada.

De esta manera, el Gobierno Vasco, amparado en las modificaciones legislativas que la Comisión Europea permite ante la crisis del Covid-19, parecía ofrecer una actuación coordinada y centralizada dando respuesta a la necesidad de garantizar la rentabilidad y continuidad de estas explotaciones, gravemente afectadas por el parón económico provocado por la crisis del Covid-19, que ha supuesto una drástica caída del consumo en el canal HORECA (hostelería, restauración, catering), su cliente principal.

Asunto resuelto, parecía… Pero no.

Según el sector de los agentes privados:

1.-Esta colaboración planteaba dejar de lado a las comercializadoras que recogen los corderos y pagan a los ganaderos. Por lo tanto, más que dejar de lado, sería liquidar el sector y que los ganaderos trabajasen en exclusiva para Harakai Coop.

2.-Y  si continuamos deshojando la nota de prensa enviada el miércoles 1 de abril a los medios el sector observa que, además, los precios que pagan a los ganaderos no garantizan la rentabilidad de las explotaciones como dicen en su titular.

Pero es que al resto de agentes no se le ha dado opción desde el Gobierno Vasco a poder firmar ningún tipo de acuerdo o convenio. No se pusieron en contacto con ellos. Por lo tanto esta ‘colaboración’ se hizo “a espaldas del sector”.

3-.El acuerdo de ‘colaboración’ con Harakai Coop. establece una política de precios* en la se liquidará siempre en base a Kg/canal y clasificación de la canal.

*A los precios se sumarán el IVA y se les descontará un 5% en concepto de comercialización. Asimismo, se aplicaría un coste de 0,24€/Kg canal en caso de solicitar transporte a cargo de Harakai Coop.

Las liquidaciones se realizarían a los ganaderos a finales de mes. Desde los comercializadores son claros: “¿Quién garantiza que, una vez el cordero en el matadero, paguen realmente el precio de euskolabel o el de primera, ¿o quién sabe si con la bajada de ventas las clasificaciones se harán con intereses comerciales?”.

Lo que sí está claro, es que el resto de agentes comerciales hacen estas clasificaciones en las propias explotacions ganaderas, esto es, en  el momento de la carga y en presencia del ganadero. Con total transparencia.

4.- Por esto, los agentes comerciales se han movido. Y han trasladado al Gobierno Vasco su malestar por no tenerles en cuenta a la hora de buscar soluciones entre todas las partes de la cadena.

Y parece que hay movimientos en este sentido.

 

 

Desde Anafric queremos destacar la labor encomiable de los agentes comerciales a quienes, tenemos que ponernos todos en su lugar, también les ha pillado la crisis afectándoles con la más cruda de las realidades. Anafric apoya y da soporte a los profesionales del sector ovino.

 

Con su colaboración y esfuerzo esperemos que el daño al sector ganadero sea el menor posible.