Saltear al contenido principal
Medidas Para El Sector De Explotación Y Distribución De Carne Elaborada Por Anafric A Partir De La Guía De Buenas Prácticas Del Ministerio De Industria, Comercio Y Turismo

Medidas para el sector de explotación y distribución de carne elaborada por Anafric a partir de la Guía de Buenas Prácticas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

Desde la Secretaría de Estado de Comercio se ha editado una Guía de Buenas Prácticas para dar respuesta a las inquietudes y dudas generadas en el sector comercial para ayudar a adoptar las medidas adecuadas que garantizan la seguridad del personal y del cliente. Esta guía se dirige a:

  • Establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad.
  • Establecimientos farmacéuticos, sanitarios, centros o clínicas veterinarias, ópticas y productos ortopédicos.
  • Productos higiénicos
  • Prensa y papelería
  • Combustible para la automoción
  • Estancos
  • Equipos tecnológicos y de telecomunicaciones
  • Alimentos para animales de compañía
  • Comercio por internet, telefónico o correspondencia
  • Tintorerías y lavanderías
  • Ejercicio profesional de la actividad de peluquería

Son aquellos establecimientos que permanecerán abiertos según  lo establecido por el Real Decreto 463/2020

En lo que respecta al sector de la carne en todos sus amplios aspectos, desde Anafric hemos resumido la Guía en los siguientes puntos:

  • Mantener las medidas de seguridad y distancia establecidos por las autoridades sanitarias.
  • Mantener actualizado el inventario de productos para evitar, en la medida de lo posible, el desabastecimiento.
  • Recabar información de proveedores sobre su capacidad de suministro, ampliando en su caso la gama de productos sustitutivos de aquellos agotados o próximos a hacerlo.
  • Recomendar a los clientes evitar acaparamientos excesivos de productos. En caso necesario, limitar el volumen máximo a adquirir por cliente cuando se observa un riesgo de agotamiento.
  • Asegurar una rápida reposición de productos en los anaqueles de los establecimientos para evitar trasladar a los clientes la impresión de riesgo de desabastecimiento, incitando así a incrementar el volumen de compras preventivas.
  • Se recomienda que, a lo largo de la jornada, preferente a medio día, se proceda a una pausa de la apertura para proceder a tareas de mantenimiento, limpieza y reposición. Esto además serviría de recuperación del personal por los sobreesfuerzos realizados y la tensión sufrida en esta situación excepcional. Estos horarios de cierre por limpieza deberán ser conocidos por el consumidor.