Saltear al contenido principal
¿Os Imagináis Un Mundo Sin Ganadería?

¿Os imagináis un mundo sin ganadería?

Para la mayoría de las personas, no es pensable esta opción. Sin embargo, diferentes colectivos está considerando un mundo “libre de producción ganadera”. Sin embargo, la eliminación de un grupo de alimentos completo de nuestro futuro traería consigo una serie de consecuencias que a menudo se ignoran.

Desde la web meatthefacts.eu, una propuesta europea para combatir las fakenews relacionadas con el sector de la carne, lo tienen claro. La eliminación de la ganadería comportaría 5 consecuencias principales:

1.- Adiós a la economía circular:

El ganado contribuye a una agricultura más eficiente. El ganado aprovecha biomasa, regula los ciclos ecológicos y mejora la fertilidad del suelo.

2.- La Europa rural se acabará:

El ganado es clave en la Europa rural. El sector ganadero contribuye en el 45% de la economía europea y crea empleo para 30 millones de personas. Otra consecuencia del fin de la ganadería sería el éxodo rural, creando presión adicional en nuestras ciudades y una mayor desconexión con la naturaleza y con nuestro patrimonio cultural. La tierra abandonada también aumentaría el riesgo de incendios forestales en un contexto de calentamiento global.

3.- El uso y el precio de los fertilizantes sintéticos aumentará:

Daría lugar a una mayor dependencia de los agricultores europeos de las importaciones de fertilizantes, poniendo en peligro nuestra seguridad alimentaria.

4.- El patrimonio de la cultura alimentaria europea desaparecerá, en parte:

Un cambio completo de la producción ganadera presentaría grandes desafíos para satisfacer las necesidades nutricionales de todas las poblaciones. Sin carne, queso, huevos y pescado en las dietas, la población de la UE no recibiría suficientes nutrientes esenciales diferentes de los alimentos que comen. Eliminar el ganado aumentaría las deficiencias de calcio, vitaminas A y B12 y algunos ácidos grasos importantes (del pescado).

5.- La huella de carbono no verá una disminución sustancial.

Sin rumiantes, el mantenimiento de nuestra pradera pastoral y los paisajes de setos se volvería extremadamente difícil e ingobernable ante incendios.

Más info en www.meatthefacts.eu