Saltear al contenido principal

Oviaragón crea una bolsa de pastores y medidas de apoyo al relevo generacional

La publicación El Economista ha realizado un amplio reportaje sobre el sector ovino en España y se ha centrado en la cooperativa Oviaragón. Según se recoge en la publicación, aunque Oviaragón ha finalizado el año de manera positiva, el sector ya venía arrastrando problemas como el descenso de la cabaña -en los últimos años ha caído cerca del 4,5%- ; l cierre de las explotaciones, que se añaden ahora a la subida de las materias primas y costes energéticos; el menor gasto por parte de los consumidores; las huelgas, y la incertidumbre derivada por la situación de la crisis sanitaria.  

Objetivos para 2022

La cooperativa se ha marcado el objetivo de mantener la actividad en 2022 y aumentar las rutas de distribución. En la actualidad, está presente en las comunidades de Aragón, Cataluña y País Vasco, así como en 15 países.

Pero, sin duda, uno de los principales objetivos de la sociedad es evitar el descenso de las explotaciones. Por ello desde la publicación Expansión Agro afirman que la cooperativa será la encargada de gestionar una bolsa de pastores, que permitirá cubrir las bajas de los pastores o las vacaciones, así como ayudarles en momentos de más trabajo e, incluso, tener pastores compartidos entre varios ganaderos de una zona. Así lo asegura Ángel Tarancón, director general de la cooperativa. Otro de los programas en los que se está trabajando está relacionado con el relevo generacional para que no se cierren explotaciones y se incorporen jóvenes.

La cooperativa será la encargada de gestionar una bolsa de pastores, que permitirá cubrir las bajas de los pastores o las vacaciones, así como ayudarles en momentos de más trabajo

Otro problema importante es la rentabilidad de las explotaciones. «La rentabilidad en el sector del ovino está muy ajustada». Solo los precios de alimentación en cebo de corderos han crecido el 85,2% desde el verano 2020.

Puedes ampliar la información en este enlace.